Trastornada noche de rateros que se metieron en departamentos a los golpes

 

(Caleta).- Uno de los maleantes fue atrapado y sufrió fractura en codo

Dos muchachos que deambulaban por la madrugada del lunes con intenciones de robar departamentos céntricos fueron descubiertos por los vecinos, destrozando puertas y ventanas.

El primer caso se dio sobre la calle Beauvoir al 180 aproximadamente, cuando los forajidos irrumpieron en una vivienda, pateando frenéticamente la puerta de acceso principal, aunque los maleantes no habrían advertido que dentro estaba el dueño de casa. Es así que el propietario, de unos 50 años aproximadamente, al saberse en peligro, agarró un cuchillo de su cocina y aguardó a los ladrones.

Los malhechores lograron abrir la puerta y se encontraron con el valiente hombre que los enfrentó blandiendo el arma blanca. Los delincuentes huyeron con rumbo desconocido. Esto sucedió cerca de las 02:30 horas. El vecino describió que ambos tenían cerca de 1,70 de altura, uno de ellos tenía una campera negra (tipo inflable) y el otro un buzo color gris con capucha.

SEGUNDO CASO

Luego, pasadas las 05 de la madrugada del lunes, dos muchachos, que presumiblemente sean los mismos de este primer caso -de acuerdo a la vestimenta descripta por los damnificados- quisieron meterse en un departamento céntrico, del conjunto habitacional que está sobre la calle San José Obrero al 1256, en diagonal a la confitería Neón.

Cuando llegaron los policías de la Seccional Primera hallaron a uno de los delincuentes tirado en una escalera de cemento y sujetado por los vecinos. Una vecina informó que vio a otro muchacho que intentaba escaparse por los techos.

Minutos antes, el maleante que fue encontrado en la escalera había buscado introducirse en un departamento, donde estaban dos amigos jugando a la play station.

Ese departamento está ubicado en la planta alta. El ladrón había roto el ventanal de vidrio y logró invadir la propiedad y cayó en el piso de un pasillo, raspándose la piel con los cristales rotos. Y lejos de amilanarse, el residente del hogar y su amigo lo agarraron al ladrón y lo sacaron a empujones de la vivienda. En ese momento, el maleante comenzó a gritar desesperado y quiso romper la puerta del departamento de una vecina.

Los vecinos lograron reducirlo al asaltante hasta que llegó la Policía y lo esposaron.

Mientras tanto, otro policía se subió a los techos de los departamentos a buscar al cómplice, a quien una de las vecinas vio que se había tirado desde los techos hasta el suelo del patio interior de los departamentos.

Pero este segundo ratero logró escaparse.

El ladrón que fue atrapado era de contextura robusta, pelo ondulado, vestía buzo color gris y capucha, y jean. Similares características de unos de los protagonistas del primer robo sobre la calle Beauvoir.

El delincuente fue revisado por un médico, y fue identificado, de 33 años de edad, y residente en el barrio 2 de Abril, de apellido Vargas. Poseía hematomas en la cabeza y fractura del codo izquierdo. Fue atendido en el Hospital Zonal de Caleta Olivia.

(Fuente: La Vanguardia del Sur.)