Armados con cuchillos Tramontina, asaltaron a taxista

 

Uno de los sospechosos fue perseguido por los compañeros de la víctima y en la corrida se fisuró el cráneo.

Un violento asalto sufrió el remisero David Calderón de la empresa Taxi Com, en la madrugada de este martes.

Cerca de las 0:50, dos jóvenes acudieron a la base de esta empresa -ubicada entre barrio Jardín y las 120 Viviendas-, para solicitar un móvil. Estos pidieron un traslado hasta el barrio San Cayetano. Se dispuso a hacer el viaje el nombrado chofer, con su interno 6, un Corsa.

Los pasajeros se ubicaron en distintos lugares del auto; uno de ellos en el asiento delantero -del acompañante-, y el otro en la butaca trasera. Ya el remisero comenzó a sospechar de ellos al escuchar la forma en que hablaban, parecían que estaban bajo los efectos del consumo de alcohol o estupefacientes.

Cuando el remis iba llegando a la intersección de las calles 22 de Octubre y Beghin, comenzó el hecho en sí. Allí los maleantes le dijeron al remisero que se detuviera y en un santiamén sacaron cuchillos (tipo Tramontina) que tenían escondidos entre sus ropas. Con esos cuchillos lo amenazaron al taxista, y le exigieron que le entregue toda la plata que poseía.

El damnificado tenía 1.700 pesos en su billetera y se los entregó. Entonces, los delincuentes tomaron rápidamente los billetes, y quisieron huir por la zona. El que estaba sentado adelante logró apearse del auto; pero el otro no pudo hacerlo, porque las puertas traseras tenían la traba automática. Comenzó a golpear y le pidió a los gritos al taxista que le abriese la puerta. El cómplice, en tanto, volvió sobre sus pasos al ver que su compañero estaba encerrado, y, le quiso pegar al taxista para que le destrabara las puertas.

Finalmente el hombre logró destrabarlas y el delincuente pudo escapar, y con su cómplice corrieron por la calle 22 de Octubre, hacia la zona cercana del playón del Barrio San Cayetano. Inmediatamente el trabajador del volante llamó a sus compañeros, quienes fueron en su auxilio. Algunos salieron a hacer un “rastrillaje” en sus propios autos, antes de que llegara la Policía.

Se llamó a la Seccional Segunda para hacer la denuncia.

Minutos más tarde, los taxistas encontraron a uno de los presuntos asaltantes, en inmediaciones de la cancha de Estrella del Sur, en el barrio Ceferino. Los perseguidores se bajaron de sus autos y corrieron para atrapar al muchacho; y en la avenida Santa María, mientras corría a toda velocidad se cayó, golpeándose fuertemente la cabeza. Aún así, los trabajadores lo sujetaron para que no se escapase, hasta que llegó un patrullero de la Segunda. También se pidió la asistencia de una ambulancia del Hospital Zonal. Precisamente, el médico y enfermeros decidieron el traslado del joven hasta el nosocomio, Se supo que padecía de un traumatismo de cráneo por lo que quedó internado bajo custodia policial. Fue identificado con las iniciales G. A., mayor de edad, oriundo de Caleta Olivia.

En cuanto al segundo sospechoso, aún no fue encontrado.

(Fuente: La Vanguardia de Sur.)