Gendarmes y policías desalojaron el piquete

 

Sucedió cerca de la una de la madrugada. Hubo máxima tensión.

Un episodio de máxima tensión se produjo minutos antes de la medianoche del martes, cuando alrededor de 30 policías del Comando Radioeléctrico y de la División Infantería, liderados por oficiales de la Unidad Regional Zona Norte y de la Comisaría Seccional Cuarta se hicieron presentes en el piquete instalado en la Ruta N° 3 -acceso Norte – por un grupo de integrantes de la “Agrupación 11 de Noviembre”.

Oficiales de la Unidad Regional y de la Seccional Cuarta informaron a los manifestantes que tenían directivas de la Justicia Federal para despejar la ruta.

Los uniformados llegaron con una orden firmada por el secretario subrogante del Juzgado Federal de Caleta Olivia, Lucas Colla, por el cual se requería a la Unidad Regional que arbitrara “de manera urgente las diligencias necesarias que estime pertinente tendientes a la dispersión, disuasión y cualquier otro método alternativo”, tras denuncia de varios camioneros que pidieron al magistrado posibilitara garantizar la libre circulación por la ruta nacional.

Hasta ese momento los piqueteros impedían el paso de vehículos de empresas petroleras y también el de camiones de transporte de combustible y vehículos de menor porte.

Solo dejaban circular a los móviles que tenían destino el B° Mar del Plata pero la llegada de la fuerza de seguridad motivó que por razones preventivas, en caso de proceder al desalojo compulsivo, el corte fuera total.

En principio los trabajadores eran unos 12, pero con el transcurrir de los minutos llegaron otros hasta sumar algo más de 20, en tanto los oficiales de policías procuraban convencerlos de que debían retirarse para no llegar a un enfrentamiento, en cumplimiento de lo ordenado por la Justicia.

Sin embargo, los obreros se negaron a retirarse y comenzaron a blandir palos, asegurando que iban a resistir y dar batalla, exigiendo además la presencia del fiscal que había dado la orden.

Pero la presencia de los uniformados de las fuerzas ya mencionadas en la rotonda Rotary Club fue suficiente para que las personas que mantenían la medida se retiraran del lugar.

Finalmente, la tensión se disipó cerca de las 00:15 horas cuando se abrió la ruta, en principio para todos los transportistas y particulares.

Los manifestantes denunciaron que en su afán de huir, algunas mujeres cayeron y se golpearon.

Por ultimo Bomberos de la Unidad Quinta fueron al lugar para apagar las gomas incendiadas por los piqueteros.
(Fuente: La Vanguardia del Sur.)