El Gobierno porteño reiteró que los docentes no tenían permiso

 

La subsecretaria de Uso del Espacio Público de la Ciudad de Buenos Aires, Clara Muzzio, aseguró este lunes que los docentes que el domingo intentaron armar una estructura para la instalación de una carpa frente al Congreso “no tenían permiso”, y agregó que, ante esa situación, sus inspectores dieron aviso a la policía como parte de “un procedimiento normal”.

“Yo no hago una lectura política del tema; ni usted, ni la gente del piso, ni yo ni mi hermana podemos armar una estructura en un espacio público sin permiso. Por la seguridad de todos se da aviso a la policía y, si no tiene permiso, se solicita que cese el armado”, dijo la subsecretaria de Uso del Espacio Público porteña, Clara Muzzio a radio La Red al ser consultada sobre lo ocurrido anoche en la Plaza de los dos Congresos.

Agregó que la función de su subsecretaría es “resguardar el espacio público y la seguridad de todos, incluso los que participan del armado”, y que el resto de lo que sucedió tiene que ver “con el accionar de la policía”.

“Nuestros inspectores solicitaron el permiso para el uso del espacio público, ellos dijeron que lo tenían, esperamos y como luego de dos horas ese permiso nunca apareció, se labraron las actas correspondientes y se le dio aviso a la policía respecto a esta situación”, relató.

Muzzio explicó que “lo que ellos (los docentes) tenían era una nota con fecha 7 de abril en la que se informaba sobre la realización de un acto”, algo que, dijo, es “distinto a un permiso de uso que tiene diferentes requisitos, como por ejemplo presentarlo 20 días antes del evento ante la Dirección de ordenamiento de Espacio Público” y que, entre otras razones, tiene que ver con la necesidad de “resguardar la seguridad física, incluso de los que están armando la estructura”.

Entre otros requisitos aludió a la necesidad de que la estructura sea analizada por expertos y que el lugar tenga un seguro.
Según señaló Muzzio, el forcejeo con la policía se dio porque “no cesaban en el armado”, pese al pedido de las fuerzas de seguridad que los instaba a “realizar el desarme”.

Al ser consultada sobre quién fue el funcionario que dio la orden de que se inste al desarme de la estructura, Muzzio explicó que “son procedimientos normales”, que son los inspectores de su área que dan aviso a la policía.

“Sé que hubo resistencia a la autoridad, forcejeos, dos personas heridas y dos policías heridos”, dijo, y agregó, ante la consulta de si fue razonable la forma de actuar, que su deber es “cuidar a todos”.

Al ser consultada sobre otras carpas que se han montado en espacios públicos sin permisos, explicó que “existen cuestiones judiciales” respecto a esas situaciones porque no se las frenó cuando estaban siendo armadas.

“Cuando se está armando nos presentamos y es ahí donde cesa o no cesa el armado, donde se produce, o no, la contravención”, consignó.

(Fuente: Télam/Foto: Infobae.)