Berta Oviedo: “Ya no sabemos qué hacer. Nos amenazan de muerte y violación”

 

Berta Oviedo es la hermana de David Oviedo, quien está preso y procesado por el homicidio de José Luis Beltrán, en un hecho que sucedió el año pasado.

En el departamento familiar quedaron vivienda ella y su hijo, y cuenta que desde aquel trágico momento, no pueden vivir en paz porque los hostigan, amenazan y balean el departamento un hermano mellizo de Beltrán y un grupo de amigos del hombre asesinado.

Es por eso que la Justicia determinó una “consigna” policial en la puerta de su casa para cuidar la integridad física, pero aún así suceden hechos de violencia, como lo del lunes por la madrugada, cuando los agresores también atacaron a la policía con bombas molotov y disparando armas de fuego apuntando al aire.

. “Todo comenzó cuando mi hermano mató a José Luis Beltrán (en noviembre del año pasado). Desde que mi hermano se entregó a la policía, el problema siguió con el mellizo (de Beltrán) que quiere cobrar venganza. Ha venido a tirarme piedras para Navidad, con todas las personas que están acá afuera, porque todos se le unieron para hacernos la vida imposible. Han venido a disparar tiros, nos han apuntado con armas, a mí y a mi hijo”, relató.

“En este domicilio vivían mi papá, mi mamá, mi hermanita. Y yo vivía en el 17 de Octubre. Pero me tuve que venir a vivir acá porque ya era insostenible. Pero estas personas ahora vinieron, tiraron piedras. También recibimos amenazas de violación, de muerte. Mi madre no encontró solución y se tuvo que ir con mi papá”, dijo. Además contó que en el lugar donde murió Beltrán, en la vía pública, donde se hizo el asado que terminó con el asesinato, los amigos de Beltrán siguen juntándose a tomar alcohol y que “no nos dejan vivir, cuando pasamos nos hacen gestos”.

“Ya no sé qué hacer. Nosotros no tenemos la culpa de lo que mi hermano hizo. MI madre nunca se tendría que haber ido de acá porque ella jamás le hizo mal a nadie”, consideró.

También mencionó a los que la hostigan, que son, según ella muchachos de la escalera 51, otro de la escalera 19, “también los que viven en la escalera de delante de nuestro departamento quisieron venir a quemarnos la vivienda con mi hijo adentro”. Y mencionó a otro joven de la escalera 06, “que gritaba que bajáramos, pero nos tenían una emboscada preparada”. Dijo que así fue la manera en que empezaron los incidentes del lunes. “Y como no bajamos, se vino cerca de la escalera y escuchamos que había más de cinco personas. Esto fue el lunes por la madrugada, cuando tenían bombas molotov y armas. Los policías se enfrentaron con ellos”.

Mostró también cómo dispararon en la habitación de sus padres, donde quedaron las marcas de los plomos de diez tiros. “Me duele en el alma mostrar esto porque es mi hogar”.

También habló de un impacto de bala la semana pasada, en el interior de la casa.

Luego se dirigió ante los micrófonos de Canal 2 y de La Vanguardia del Sur y exhortó a un tal Antonio: “Antonio. Nosotros no tenemos nada que ver. Mi hermano está pagando por lo que hizo. Te estás metiendo contra mujeres con chiquitos, que no tienen nada que ver. No sé qué es lo querés lograr”.

(Fuente: La Vanguardia del Sur.)