Indignación por un juez que había liberado a sospechoso de violación

 

La comunidad de Puerto Deseado está conmocionada por el caso de una joven que denunció que un compañero de trabajo la golpeó y la sometió sexualmente. La policía detuvo al presunto autor pocas horas después de la denuncia, pero el juez Oldemar Villa ordenó que lo llevaran a su casa y que permaneciera en ella bajo custodia de una consigna policial. Sin embargo, el magistrado tuvo que revertir su decisión luego que familiares y amigos de la víctima “escracharan” al sospechoso.

De acuerdo a la información brindada a El Patagónico por fuentes policiales de Puerto Deseado, la denuncia que presentó la víctima manifiesta que alrededor de las 14 del lunes un hombre oriundo de Rosario, identificado como Raúl Alberto Barzola Parisi (30) y que se desempeña en la pesquera Vieira, llegó con su automóvil al cyber “JM” donde lo esperaba su compañera de trabajo, G.U. (22). Habían acordado encontrarse en ese lugar, aparentemente para llevarla a otro sitio en la que le iba a entregar un obsequio prometido.
Con ese engaño, según la denuncia, Barzola Parisi se dirigió con su VW Gol, dominio EFF 364 hasta el cañadón “El Cinco”, ubicado a pocos kilómetros de la zona urbana donde habría golpeado y violado a la mujer.
Alrededor de las 18 la guardia de la Comisaría de Puerto Deseado fue alertada por un llamado telefónico de un automovilista, quien daba cuenta que había encontrado a una joven que tenía graves y sangrantes lesiones, la cual había alcanzado a llegar hasta un camino para pedir auxilio.
Cuando la policía llegó al lugar, la joven alcanzó a darles el nombre del individuo que la había sometido a sus bajos instintos, luego de haberla golpeado brutalmente. Incluso relató que le tapó las vías respiratorias con trapo embebido con una sustancia que la adormeció.
Una ambulancia del Hospital Distrital la trasladó de urgencia a ese centro asistencial y en primera instancia se constató que presentaba politraumatismos, escoriaciones en el ojo y pómulo izquierdos, hemorragia nasal, escoriación de tórax y traumatismo de cráneo.
A raíz de la gravedad de sus lesiones, en los primeros minutos del martes la joven fue derivada al Hospital Zonal de Caleta Olivia, pero debido que era necesario extraerle un coágulo craneal, posteriormente fue trasladada a una clínica privada de Comodoro Rivadavia.

DETENIDO Y LIBERADO
A todo esto, la policía comenzó buscar rápidamente a Barzola Parisi y lo ubicó alrededor de las 18 del mismo lunes en su domicilio de la calle Crucero Belgrano 1.818 y pese a que respondió con evasivas, igualmente fue trasladado a la comisaría.
Al día siguiente, cerca del mediodía y con autorización del juez de instrucción de esa ciudad, Oldemar Villa, se allanó la casa del sospechoso donde se incautaron elementos que lo comprometerían seriamente.
Sin embargo, a las 13:20 el magistrado ordenó que lo sacaran del calabozo y lo llevaran a su domicilio, donde debía permanecer con una consigna policial.

INDIGNADOS
Más tarde, alrededor de las 17, un grupo de familiares y amigos de la víctima fue hasta la comisaría para exigir justicia y se enteró que Barzola Parisi ya no estaba allí. No se registraron incidentes con la policía, más allá de las expresiones de indignación, pero la situación se tornó tensa una hora más tarde cuando los manifestantes acudieron a la casa del sospechoso, donde pintaron las paredes con aerosoles, le gritaron fuertes epítetos y algunos hasta querían lincharlo.
Ante el cariz que tomaban los incidentes, llegaron más policías a resguardar la integridad física del presunto autor, el cual fue trasladado nuevamente a la comisaría y recién entonces el juez dispuso que quedara detenido.
Como consecuencia de lo sucedido, los familiares y amigos de la joven iniciaron ayer una campaña de recolección de firmas de ciudadanos para pedir por la destitución del magistrado y al promediar la tarde de ayer tenían previsto realizar una nueva protesta por calles céntricas con concentración la plaza de un vagón de tren histórico.
Asimismo, trascendió que al ser sometido a un examen médico, el sospechoso presentaba algunas heridas que le habrían sido causadas por la joven al intentar defenderse.

(Fuente: El Patagonico.)