Policía tiene 5 detenidos por el “Caso Pérez”

 

Es por el raíd delictivo que contempló un violento robo a un vecino y las amenazas sufridas por un remisero que debió pedir desesperado auxilio en sede de la gendarmería. Los sospechosos tienen entre 18 y 20 años. Un padre de 40 puede enfrentar una causa de encubrimiento. En una de las viviendas se encontraron más de 30 dosis de LSD.

Son cuatro los jóvenes y un hombre mayor los que permanecen detenidos y serán indagados en el juzgado de instrucción penal de la localidad por el robo y lesiones contra el propietario de la gestoría Pehuen, por y las amenazas con arma de fuego a un remisero mientras huían.

Los hechos ocurrieron el miércoles a la mañana, cuando José María Pérez sufrió el robo de una cartera de mano en la que tenía 30 mil pesos y una pistola. El vecino aportó datos sobre tres ladrones, de los cuales uno de ellos lo golpeó en la cabeza aparentemente con un matafuego.

Un sospechoso fue detenido en la vía pública pocos minutos después. Otros dos tomaron un remis que los llevó al barrio Las Piedras, donde se quedó el segundo de los delincuentes. El tercero le ordenó al chofer que lo llevara a otra dirección, siempre amenazándolo con la pistola robada al vecino. Asustado, el remisero aprovechó su pasar por el frente del escuadrón 42 de la gendarmería para ingresar raudamente, tocando bocina para alertar a la guardia, lo que hizo que el delincuente se bajara y saliera corriendo para tomar un segundo remis a media cuadra, del cual también se bajó a las pocas cuadras para escaparse de a pie.

El miércoles terminó con siete detenidos sospechados de tener diferentes participaciones en el hecho del robo, la fuga y los supuestos hechos de encubrimientos.

A última hora la policía dio con el ladrón que se había escapado, completando el trío de detenidos. Pero también quedaron aprendidos el joven que lo acompañaba, la hermanastra y el padrastro de este último, sospechados de albergar a uno de los ladrones.

La rápida investigación de la Comisaría 1ra y Unidad Regional arrojó que el juzgado ordenara allanamientos en varios domicilios de la localidad, de donde se recuperaron las prendas de vestir utilizadas por los ladrones, y el arma de fuego robada en el hecho del pasaje Antonio Soto.

Del allanamiento de una vivienda de la calle roca al 400, habitada por dos de los detenidos, surgieron parte de la prendas utilizadas por los ladrones al momento del ataque.
Se conoció que otro allanamiento se realizó en un departamento de la calle 84 al 3000, lugar en el que se habría escondido uno de los ladrones. Si bien no era lo que se buscaba, la policía se encontró con una planta y semillas de marihuana, y 36 dosis de LSD (Dietilamida de Ácido Lisérgico).

Uno de los detenidos fue quien dio la confirmación que el arma había sido enterrada en un terreno del Barrio Terraza de Manantiales, propiedad de otro de los jóvenes detenidos, por lo que se produjo un nuevo allanamiento para recuperar el arma.

Al terminar el jueves, el responsable del departamento allanado en la calle 88 quedó detenido junto a otros cuatro sospechosos, mientras que su hija y su hijastro, quedaron en libertad pero siguen ligados a la causa.
Los cinco detenidos serán indagados durante la jornada de hoy viernes.

(Fuente: Ahora Calafate.)

 
 
 

0 Comentarios

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.

 
 

Deje su comentarios