Gendarmería allanó hotel en Caleta y la Municipalidad de Pico Truncado

 

Las implicancias de varias causas judiciales paralelas relacionadas con denuncias sobre presuntas irregularidades en la venta de terrenos fiscales a empresarios chinos, tanto en Caleta Olivia como en Pico Truncado, volvieron a cobrar notoriedad ayer en ambas localidades, donde aparecen comprometidos sus intendentes: Facundo Prades y Omar Fernández.

Efectivos de Gendarmería Nacional allanaron en la ciudad del Gorosito el Hotel LV donde habrían hecho base, hace más de un año, al menos tres de los inversores orientales. De manera simultánea, durante toda la mañana, otra comisión de la misma fuerza de seguridad llevó adelante un operativo similar en el edificio central de la Municipalidad de Pico Truncado.

Debido al hermetismo que rodeó estos nuevos operativos, no se pudo acceder a una información oficial y solo pudo saberse, por lo que indicó un oficial de Gendarmería a El Patagónico, que los mismos estaban relacionados con una causa que se originó en Pico Truncado, por lo cual puede deducirse que se debe a una nueva denuncia que presentara la concejal radical de esa misma localidad, Hilda Nahuil.
Vale recordar que el jueves 31 de agosto se registraron allanamientos simultáneos en los municipios de ambas ciudades ordenados por diferentes autoridades judiciales.
El de Caleta Olivia, conducido por Facundo Prades (Alianza Cambiemos) se hizo por disposición de la jueza federal Marta Yáñez y se ejecutó con el apoyo de personal de la Policía Federal de Comodoro Rivadavia por la denuncia que presentara el vecino Juan Ignacio Paradiso
En tanto el de Pico Truncado, cuyo intendente es Omar Fernández (Alianza Cambiemos) fue ordenado por el juez de instrucción de esa localidad, Leonardo Cimini Hernández, y se llevó adelante con el soporte logístico de efectivos policiales de la Dirección De Investigaciones (DDI).
En ambos casos se incautó documentación sobre la venta de terrenos a los mismos empresarios chinos.

CAUSAS PARALELAS

Vale recordar que la causa madre de este complejo caso recayó en el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N° 42 que tiene sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y que está a cargo de la juez María Gabriela Lanz.
La denuncia original, ventilada mediáticamente a través de un programa televisivo de Todo Noticias, fue formulada a principios de agosto por el caletense José Fermín Valdivia Jara y en su acusación apuntó al intendente Prades, argumentando que el mismo recibió una suma de 2 millones de pesos de manera personal por favorecer a los empresarios chinos.
Semanas más tarde, la concejal truncadense acusó al intendente de su localidad por irregularidades en la venta de otros terrenos a los mismos chinos que los solicitaron para construir un supermercado, pero en rigor estos comenzaron a edificar un edificio de departamentos.
Además, la edil denunció que el precio que pagaron estuvo muy por debajo de los valores de plaza y la causa fue caratulada como
“abuso de autoridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsificación de documentos públicos”.

EL HOTEL DONDE SE ALOJARON

El hotel LV está ubicado en la equina de la avenida Gobernador Gregores y calle Padre Jordán, zona del barrio Güemes de Caleta Olivia, y pertenece a Leonardo Valdivia Jara, hermano de José Fermín, quien en su momento dijo a través de las pantallas de TN que él había conocido en ese lugar a los inversores orientales y que hizo de nexo para que pudieran contactarse con el intendente Prades.
Es la primera vez que allanan ese hotel de planta baja y dos pisos y no se descarta que haya sido por otra denuncia que presentó la concejal Nahuil, esta vez ante la justicia federal (algo que se deduce por el hecho de que actuó Gendarmería).
Sin embargo, la edil no pudo ser contactada ayer telefónicamente por este medio, ni tampoco se suministró información en el Juzgado Federal, trascendiendo solamente que la comisión de la fuerza de seguridad nacional recabó informes sobre la identidad de pasajeros de origen oriental que se alojaron en ese lugar.

(Fuente: El Patagónico)