Qué dice el informe que llevó Mendoza al Gobierno para frenar el impuesto al vino

 

En el Gobierno manifiestan que todos los países del mundo aplican alícuotas sobre bebidas con alcohol como el vino, mientras que en el sector advierten sobre las implicancias de encarecer precios.

La fuerte presión de los gobernadores de las provincias productoras de vino logró que el Gobierno arme una “Mesa de Diálogo de la Industria del Vino”. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, recibirá el próximo miércoles al gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, para comenzar a dialogar sobre la posibilidad de dejar de lado el punto del proyecto de reforma tributaria impulsado por el gobierno nacional, que contempla un gravamen del 10% a la producción vitivinícola. Así se decidió en una reunión de la que participaron, además de Dujovne y Cornejo, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera.

“Lo que le llevamos al Gobierno fue un estudio técnico –El Vino y la Salud – Fundamentos Científicos– y le explicamos lo que pasaría en la industria si se impone un impuesto al vino”, dijo a Infobae el ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza Martín Kerchner. El informe, que fue realizado por la Sociedad de Cardiología de Mendoza y la Federación Argentina de Cardiología, detalla las ventajas que otorga el vino a la salud.

Titulado “El Vino y la Salud: Fundamentos Científicos”, el informe plantea desde su introducción que “cuantiosos trabajos basados en el método científico demuestran que el consumo de alcohol, específicamente del vino, no solo no es perjudicial, sino que se demuestra que el consumo bajo o moderado (100 a 200 ml por día) puede ser beneficioso para la salud, fundamentalmente la cardiovascular”. Al mismo tiempo señala que “el abuso en el consumo conlleva un aumento de la mortalidad por diferentes causas”.

El estudio cuestiona los conceptos vertidos por algunos funcionarios del Gobierno sobre lo “perjudicial” que es el vino, una idea que está explicitada en el texto del proyecto de reforma tributaria. “Ante los dichos públicos que circulan en estos días es interesante hacer un repaso de un importante cuerpo de evidencia”, dice el texto.

De los distintos capítulos que componen el informe se desprenden las siguientes conclusiones:

– La simple observación de las poblaciones y sus conductas nutricionales muestran que el consumo de vino de manera moderada es saludable.

– El consumo de alcohol tiene un efecto reductor de la mortalidad principalmente cardiovascular.

– El vino posee componentes protectores de enfermedad cardiovascular.

– Existe abundante evidencia clínica de que el consumo moderado de alcohol tiene un efecto beneficioso sobre la más frecuente de las causas de muerte en Occidente.

Una conclusión final: “Existe en la actualidad una creciente evidencia de los efectos beneficiosos del consumo leve a moderado de Vino sobre la enfermedad cardiovascular y también en otros procesos con procesos oxidativos subyacentes como el cáncer”.

(Fuente: Infobae.)