La obra “Ensayo para una renuncia” fue un éxito total en Lago Posadas

 

El día sábado 4 de noviembre, la obra “Ensayo para una renuncia” se estrenó en el salón “Padre Alberto María De Agostini” de la Hostería Río Tarde con un gran número de espectadores.

Este unipersonal interpretado por Gerardo Schwartzman y escrito por Mariano Moruja es realizado desde finales de 2015 y ya a ha ganado premios en distintos festivales de teatro y recibido importantes menciones.

“Es un orgullo para mi poder realizar estas funciones en espacios alternativos como este que ofrece Río Tarde. Esto para mí es una como una formación de espectadores, dado que en lugares así no hay mucho teatro o está recién naciendo, es un gran orgullo” explicaba Gerardo quien es oriundo de El Bolsón y lleva consigo toda la escenografía de la obra.

Con respecto al autor de esta obra, Schwartzman decía que tiene una relación de años con el autor, Mariano Moruja, quien es un músico de renombre en Buenos Aires y dramaturgo, y el cual escribió esta obra pensada en el actor. “A pesar de los años de amistad, es el primer trabajo que realizo con él, y fue una aventura ya que para los ensayos él viajó una semana por mes a El Bolsón por siete meses seguidos para preparar la obra dirigiéndome.”

La obra, que ya lleva alrededor de 130 funciones, ha participado del 1er Festival de Teatro de Cámara resultando ganadora del Primer Premio en Obra, Dirección y Actuación, y para el año que viene, ya tiene una invitación de Casa América de Catalunya para hacer una gira por España en septiembre. “Lo del premio en el Festival de Teatro de Cámara fue un mimo y me da la certeza de que estuvimos trabajando bien” reflexionó el actor.

Como funciones más cercanas, “Ensayo para una renuncia” tiene el Festival de Humor de Bariloche, Función en Esquel, y por su parte  Gerardo sigue impartiendo clases y actuando en otras obras en su ciudad. “Si bien tengo muchas obras como para seguir sacando a la cancha, por así decirlo, a esta le tengo mucho amor y mucho respeto por el hecho de haber sido escrita para mí, por lo tanto la tengo que honrar.”

Por último, el actor agradeció a todos los que asistieron por acercarse y respetar la obra, a la familia Richard´s por el espacio, y señaló que es bueno que se empiece a poner en valor al teatro y al arte en todos los sentidos. “Ir al teatro requiere inercia, hay que cambiarse, peinarse, ir hasta el lugar, callarse, apagar el celular y prestar constantemente atención, o sea está todo mal, es mucho más fácil quedarse en casa mirando televisión y pagar por ello” dice entre risas, “pero después de una función la satisfacción es otra, y también se la pasa bien y se vuelve con una alegría tanto el público como el actor” culminó.