La Federal también sigue asestando golpes al narcotráfico en Santa Cruz

 

En el curso de los últimos días, y de manera casi simultánea, las fuerzas de seguridad continúan desarticulando bandas de narcotraficantes que venían operando en Chubut y Santa Cruz. Ayer la Policía Federal realizó una veintena de allanamientos en localidades de la zona norte de esta provincia, incautado cocaína con un peso que superaría los siete kilos y detuvo a unas diez personas.

Uno de los procedimientos más resonantes se produjo en la ciudad del Gorosito y se centró en una antigua vivienda de paredes de madera y techo de chapas ubicada en la calle José Fuchs 1.255, zona del barrio 26 de Junio, a menos de 30 metros de la Escuela Primaria N° 28.

A esta tarea estuvieron afectados al menos diez efectivos de la Policía Federal, en su mayoría de la Delegación Comodoro Rivadavia, liderados por personal de la División de Investigaciones de la misma dependencia.

En ese lugar se trabajó con un perro adiestrado en la detección de estupefacientes y se secuestró una cantidad no precisada de cocaína que se sumó al resto hallado en domicilios de Puerto Deseado y de otras localidades no identificadas de manera oficial.

No obstante, las fuentes consultadas indicaron que los procedimientos ordenados por el Juzgado Federal de Caleta Olivia obedecen a una paciente investigación que venía realizándose desde hace varios meses y en la casa allanada en esta ciudad fueron detenidos un hombre y una mujer que serían de nacionalidad extranjera.

A todo esto, vecinos consultados por El Patagónico indicaron que el domicilio citado era sitio de ruidosas fiestas nocturnas y frecuentemente observaban el ingreso de numerosas personas, incluyendo mujeres que lucían sensuales prendas y pelucas de vistosos colores.

Revelaron además que el fin de semana hubo una fuerte discusión de dos hombres en el acceso y que generalmente las fiestas se prolongaban hasta altas horas de la madrugada.

OTRO CASO EN LOS ANTIGUOS

A todo esto, el portal digital Pasa en Santa Cruz reportó que el fin de semana la División De Investigaciones (DDI) de la Policía provincial detuvo a dos hombres que intentaban ingresar a esa localidad en un auto afectado al servicio de remis, transportando algunos gramos de cocaína.

Los policías realizaban un control rutinario con la ayuda de un perro adiestrado para la detección de estupefacientes, el cual “marcó” a uno de los dos ocupantes.

Cuando el mismo fue sometido a un palpado preventivo de ropa se le cayó un recipiente plástico que contenía dos pequeños envoltorios y rápidamente alzó uno e intentó tragárselo, pero los policías reaccionaron rápidamente y forcejaron con el individuo, obligándolo a expulsarlo de la boca.

Luego se procedió a someter la sustancia de color blanco a un reactivo químico, constatándose que se trataba de clorhidrato de cocaína, por lo cual ambos individuos fueron detenidos y puestos a disposición del Juzgado Federal de Caleta Olivia.

(Fuente: El Patagonico.)

 
 
 

0 Comentarios

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.

 
 

Deje su comentarios