Oposición reclama al Tribunal provincial que actúe ante el caso de diputado letrado

 

La negativa para que Blassiotto integre Tribunal de Enjuiciamiento llegó a la Corte Superior de Justicia provincial

El jefe del bloque de diputados de la oposición (Cambiemos) Daniel Gardonio, presentó una nota al Tribunal Superior de Justicia para denunciar la “irregularidad” que se cometió en la Legislatura Provincial al no designar al único “miembro letrado” (abogado) para integrar el Tribunal de Enjuiciamiento.

Es que José Blasiotto (Frente Renovador) es el único abogado de la Cámara de Diputados de Santa Cruz, por lo que, de acuerdo a la Ley 28, él debiera ser el representante natural de ese Tribunal.

Sin embargo, el bloque oficialista del FVS-PJ, “haciendo una interpretación sesgada del artículo 2 de la Ley 28, impuso su voluntad de no designar al único miembro letrado con que cuenta este Poder Legislativo”. Así lo expresa Gardonio en la nota enviada al máximo tribunal de la Provincia.

“Cabe recordar que la representación legislativa durante los períodos 2016 y 2017 la llevaron adelante los dos miembros letrados con que contábamos: la actual diputada nacional, doctora Roxana Reyes y el diputado, doctor José Blasiotto. De acuerdo a lo normado en el artículo 3 de la Ley 28, corresponde nombrar (otra vez) al diputado Blassiotto como titular y solicitar a ese Tribunal que disponga la elección del vocal suplente del art. 2 de la ley citada y del artículo 129 de la Constitución Provincial”.

El Tribunal de Enjuiciamiento es el encargado de juzgar a jueces y fiscales por alguna “mala praxis” o inconductas, por decirlo de alguna manera. Este Tribunal está conformado por un “juez supremo” provincial (del TSJ), un abogado del foro que los nuclea, y un legislador que tenga título de abogado, “si lo hubiere”. Bueno, el caso es que sí hay: es Blasiotto, pero los diputados del PJ y del FVS no le quisieron dar lugar.

En los últimos días de febrero, durante la Sesión Preparatoria en la Legislatura de Santa Cruz, el bloque de Cambiemos propuso a Blassiotto, pero el FPV lo rechazó por mayoría, generando un escándalo. El FPV había argumentado que la condición de abogado “no implicaba derecho adquirido”.

(Fuente: LVS)