Ex jefe de la Armada tildó de irresponsable el informe sobre la agonía de submarinistas

 

Para el almirante (RE) Marcelo Eduardo Srur, el informe preliminar elaborado por los integrantes de Comisión Asesora Investigadora de la Armada que responden al ministro de Defensa, Oscar Aguad, constituye una grave “irresponsabilidad”, porque no manifiestan argumentos probatorios para llegar a la conclusión de que los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan murieron tras padecer varias horas de agonía .

Srur formuló esa apreciación al prestar ayer declaración testimonial durante más de siete horas en el Juzgado Federal de esa ciudad ante la doctora Marta Yáñez, el fiscal Lucas Colla y los abogados querellantes Luis Tagliapietra y Lorena Arias.
También dijo sentirse defraudado con el titular de la cartera de Defensa, quien el 18 diciembre de 2017 lo destituyó del cargo de jefe del Estado Mayor de la Armada, es decir a poco más de un mes de haber ocurrido la trágica desaparición de la nave y su tripulación.
El almirante expuso que inicialmente Aguad le había dado su apoyo, pero luego lo relevó del cargo quitándole la oportunidad de encargarse de encabezar las investigaciones para establecer fehacientemente qué pasó con el submarino.
Los dichos del alto jefe naval fueron revelados a la prensa por el abogado Tagliapietra en un breve cuarto intermedio de la audiencia que comenzó a las 9:15 y se extendió hasta pasadas las 18:00.
En ese contexto pudo saberse que cuando se le requirió su opinión sobre el informe que elaboró hace pocos días la Comisión Asesora Investigadora de la Armada que responde directamente al ministro de Defensa, dijo que ello constituía un acto de “irresponsabilidad”.
Fundamentó sus dichos en que los integrantes de ese organismo (los contralmirantes Gustavo Trama y Alejandro Kenny y el capitán de navío Jorge Bergallo) no manifestaron argumentos sólidos para llegar a esa conclusión.

Discrepancias con otros dos ex jefes
Por otro lado hizo referencia a los motivos por los cuales dispuso relevar al comandante de Alistamiento y Adiestramiento, contralmirante Luis López Mazzeo, quien al mismo tiempo, desde la Base Naval Puerto Belgrano, ejercía las funciones de comandante de Operaciones Especiales (COA) y al jefe de la Flota de Submarinos, capitán de navío Claudio Villamide.
Srur aseguró que no tenía nada personal con ellos y que tomó la decisión de separarlos de sus funciones en base a un sumario interno del Departamento de Asuntos Jurídicos.
No obstante admitió que Mazzeo le ocultaba información sobre operaciones específicas que realizaba la flota de mar, y citó como ejemplo lo sucedido en una misión que realizó el ARA San Juan entre el 1 y el 19 de julio de 2017, de la cual tomó pleno conocimiento cuando el responsable del COA le hizo llegar a posteriori el informe oficial de rigor.
Por otra parte, aseguró que en esa misión el submarino nunca ingresó a la zona de exclusión impuesta por el Reino Unido de la Gran Bretaña en torno a las Islas Malvinas, aunque personal encargado de las escuchas hidroacústicas captó el sonido de hélices de lo que parecía ser un submarino nuclear que navegaba por la cercanías y luego se alejó.
En ese mismo orden también informó que en la última trágica travesía el ARA San Juan navegaba por el área denominada Juliana y por fuera de la zona de exclusión, tras retornar desde Ushuaia, previo a lo cual había participado de ejercicios navales que incluyeron el hundimiento de un antiguo buque en cercanía de la Isla de los Estados.

(Fuente: La Opinión Austral.)