Taxistas y remiseros fueron a protestar frente a la Municipalidad de Caleta Olivia

 

Con un bocinazo, por la última medida que ha tomado el Ministerio de Trabajado de la Nación y el Sindicato de Peones de Taxis.

La semana pasada, según contaron los taxistas, hubo un operativo entre Trabajo y el mencionado gremio con el objetivo de “blanquear” a los trabajadores del volante.

Y los dueños de taxis y remises protestaron porque el operativo se hizo “sin ningún anuncio” previo, ni se dio “un tiempo como para ponerse en regla”. Aunque el pedido de los taxistas caletenses va mucho más allá. Ellos alegan que directamente no podrán “blanquear” a los peones, por los altos costos para mantener la unidad, el aumento impositivo y, fundamental razón, por la merma notoria en la cantidad de viajes debido a la recesión económica en Caleta.

“Hay cuatrocientos coches circulando, pero la situación cada vez está peor. El único momento en que levantamos un poco es cuando cobran los municipales, que son los que mueven un poco la actividad comercial”, dijo uno de ellos. En realidad, ante el Municipio fueron a pedirle al intendente Facundo Prades “que nos apoye en nuestro reclamo”. “Así es imposible cumplir con lo que exige el Ministerio de Trabajo de la Nación. Los trámites, además de engorrosos serán caros. Encima ya hubo multas labradas por la delegación de Trabajo nacional, algunas llegan a los 15 mil pesos o más”, contó el taxista. (Fuente: La Vanguardia del Sur)

 
 
 

0 Comentarios

Usted puede ser el primero en dejar un comentario.

 
 

Deje su comentarios