Muerte del Marino: Testigos contaron que el detenido lo corrió con un arma

 

Elías “Plumita” Maldonado fue detenido ayer como sospechoso de correr, con intenciones de robarle el teléfono celular, al integrante de la Armada, Héctor Molina Escobar, quien fue hallado sin vida durante la tarde del lunes al pie del cerro Chenque, en la zona del Rincón del Diablo. Testimonios y cámaras de seguridad permitieron reconstruir el momento en que la víctima fue perseguida en la madrugada del domingo y cayó al vacío desde la calle Misiones.

Un habitante del barrio Pietrobelli identificado por la policía como Elías Maldonado, de 23 años, está seriamente implicado en la muerte del soldado de la Armada, Héctor Molina Escobar (29). Fue detenido ayer durante la madrugada por personal de la Brigada de Investigaciones, y hoy la Justicia le formalizará la investigación por el presunto delito de homicidio en ocasión de robo.

El integrante de la Armada residía en Trelew y desde hacía 15 días se hallaba de comisión en Comodoro Rivadavia. La desaparición del joven fue denunciada por la pareja de la víctima porque no contestaba el teléfono celular y por un jefe de esa fuerza, después de haber sido visto por última vez el domingo a la madrugada cuando se retiró del pub céntrico La Cabaña.

A partir de allí se activó el protocolo policial de Búsqueda de Personas y se comenzó a trabajar con cámaras de seguridad del boliche y del Centro de Monitoreo. El jefe de esa división policial, Hugo Morales, confirmó que personal de la Seccional Primera que hacía servicio adicional en el mencionado pub vio a Molina Escobar entre las 4 y 5 del domingo.

Por un llamado telefónico al 101 de la policía, el domingo a las 6:28 se supo en primera instancia que una persona había caído al vacío por el cerro Chenque. El propio Morales dio con ese testigo que fue fundamental para descubrir la muerte de Molina Escobar.

GRABACION CLAVE

Los investigadores determinaron que el efectivo de la Armada había sido visto por última vez durante la madrugada del domingo cuando fue al boliche céntrico del que se retiró con tres personas a quienes había conocida en ese pub.

A partir del análisis de las cámaras de seguridad de la zona, se conoció que Molina Escobar y las personas que estaban con él pasaron por un cajero automático para retirar dinero.

Luego, a bordo de un vehículo, se dirigieron a la calle Misiones y a las 6:20 del domingo se detuvieron aparentemente para compartir unos tragos. Allí habría aparecido Maldonado, quien se habría subido al auto porque conocía a uno de sus ocupantes. Incluso, le habría dicho al soldado de la Armada: “vigilante que me mirás así”.

Uno de los testigos afirmó que “Plumita” tenía una pistola en la cintura. Al respecto, el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, sostuvo: “por razones que no están claras aún, en el camino el auto se detiene y sube (el sospechoso) Elías Maldonado”. A partir de los dichos de testigos “algo sucedió a bordo del rodado que motivó que el suboficial de la Armada se bajara y comenzara a correr hasta caer al vacío”, describió.

El marino salió corriendo por el pasaje Formosa, descendió por una escalera y después cruzó los guarda rail que están a la vera del comienzo del Camino del Centenario y cayó al vacío.

Pasaron solo 10 minutos y uno de los ocupantes del auto alertó al 101 de la policía de que una persona había caído por el cerro. Después no volvió a responder el teléfono celular y recién al día siguiente lo pudo ubicar Búsqueda de Personas.

El propio jefe de la Unidad Regional, Ricardo Cerda, indicó que de la pesquisa se deduce que “en un momento del trayecto el auto se detiene, la víctima se baja y comienza a correr perseguido por Maldonado, pasa una valla de seguridad y llega a la restante, que también supera sin advertir que se terminaba el camino y que había un precipicio desde donde cae”.

SOSPECHOSO PRESO

Se presume que al marino quisieron robarle el teléfono celular. La Brigada de Investigaciones y la Fiscalía cumplió en la noche del martes con tres allanamientos domiciliarios en zona de Balcón del Paraíso que derivó en la detención de “Plumita”, conocido habitante del barrio Pietrobelli con anteriores detenciones.

Las diligencias se apostaron en el pasaje Misiones y Alsina, donde se secuestró un chaleco antibalas, una caja de cartuchos a bala calibre 45, teléfonos celulares y prendas de vestir que coinciden con las de las grabaciones de video.

El cuerpo de Molina no tenía signos de heridas arma de fuego y la autopsia reveló que los traumatismos eran por la caída. Sin embargo se desconoce si al suboficial de la Armada lo empujaron o se cayó.

(Fuente: El Patagonico.)