Un preso escapó de la comisaría Quinta y es intensamente buscado

 

Se trata de Lucas Neira de 23 años, un sujeto con amplios antecedentes policiales que es intensamente buscado por la Policía y la Brigada de Investigaciones.

(Comodoro).- Una fuga tuvo lugar ayer a las 19:50 horas en la comisaría Quinta. Según confirmaron a El Patagónico fuentes oficiales, fue protagonizada por Lucas Neira de 23 años quien el mismo día fue detenido por robarle el celular a un menor de edad.

Neira consiguió escapar en medio de un descuido en un lugar que había sido reacondicionado para que los presos reciban visitas. Luego de forzar el sistema de rejas, escapó por un orificio pequeño.

Hasta el momento no pudo ser recapturado y es por eso que en las últimas horas se abocan a dar con el delincuente. Personal policial y la Brigada de Investigaciones trabaja intensamente.

VINCULADO A UN HOMICIDIO EN EL 2014

Lucas Neira fue investigado por el Ministerio Público Fiscal como partícipe necesario en el homicidio de Brian Marchand, ocurrido el domingo 14 de diciembre de 2014 en las 1311 Viviendas.

Lucas Andres Neira, estuvo imputado provisoriamente como partícipe necesario del homicidio de Marchand, ocurrido el domingo 14 de diciembre del 2014 en las 1.311 viviendas. Mientras, el imputado de haber cometido el homicidio es un menor de edad.

El 7 de enero fue sometido a una revisión de la prisión preventiva que venía cumpliendo desde el viernes 18 de diciembre cuando fue detenido en relación al homicidio y desde ese día cumplía arresto domiciliario en la casa de un tío en el Cordón Forestal. Además, tras una revisión, el 18 de enero la prisión domiciliaria se le había extendido hasta el 18 de marzo.

En esa oportunidad, en la audiencia que presidió la juez penal Raquel Tassello, el Ministerio Público Fiscal -representado por el funcionario Cristian Olazabal- solicitó esa vez el arresto domiciliario como medida de morigeración a la prisión preventiva que venía cumpliendo Neira.

Hay que recordar que la materialidad del hecho se le endilga a N.B. (16), el menor de edad que cumple arresto en el Centro de Orientación Socioeducativa (COSE) en Trelew y que había sido amigo de la víctima.

La Fiscalía investigaba si Neira le propinó golpes a Marchand o también efectuó alguno de los dos disparos que sufrió la víctima.

La madrugada del crimen, después de un asado en las 1311 Viviendas, Marchand primero fue golpeado y luego, mientras huía corriendo de sus agresores, fue herido de un disparo en la entrepierna. Cuando cayó, lo ejecutaron de un tiro en la cabeza en plena esquina de Teniente Vázquez y Sargento García. Fue encontrado malherido a la 1:30 del domingo y murió pasadas las 4 de ese día.

(Fuente: El Patagonico.)