Organizan jornada de toma de conciencia de la tartamudez

 

 

Se realiza este jueves 22 de octubre en el marco de la celebración del “Día Internacional de la Toma de Conciencia de la Tartamudez”. Es en el auditorio del Hospital Regional de Río Gallegos y es organizado por el Servicio de Fonoaudiología. Llaman a docentes a participar e inscribirse de lunes a viernes en el horario de 8:00 a 12:00 en el consultorio 37. 

Cada 22 de octubre se celebra en todo el mundo el “Día Internacional de la Toma de Conciencia de la Tartamudez”. Por ello desde el Hospital Regional de Río Gallegos organizaron una jornada para este jueves, la cual está destinada a los docentes de todos los niveles de las escuelas para hablar acerca de la tartamudez y darles  algunas sugerencias de como favorecer y facilitar la comunicación con alumnos que tartamudean.

Es coordinada por el Servicio de Fonoaudiología del nosocomio capitalino y en tal sentido se refirió la Licenciada Virginia Tugores, advirtiendo que “sabemos que es un tema que todavía no se habla mucho y que tiene muchos mitos. Es la primera vez que desde el HRRG se organiza algo para este día especial”.

Tugores aseveró que “en realidad las consultas son abiertas a padres siempre en el HRRG, esta jornada va a estar destinada solo a docentes y va a haber actividades con los mismos. Los padres siempre están invitados a hacer la consulta que quieran  en el consultorio 37 de fonoaudiología”. Agregó que “desde hace un tiempo vengo trabajando con muchos grupos de niños que tartamudean, con papas, con familias así que yo creo que eso ya es más conocido, pero es la primera vez que  hacemos una jornada en conmemoración del día de la toma de conciencia de la tartamudez”.

La profesional informó que los interesados se tienen que inscribir de lunes a viernes, en el horario de ocho a doce en el consultorio 37 de fonoaudiología, mientras que la jornada será en el salón auditorios del HRRG DE 18:00 A 20:00 HS.

“Es muy importante que participe la mayor cantidad de docentes y principalmente lo que tiene que ver con nivel inicial y primario que son los más chiquitos”, aconsejó. En ese sentido explicó que “los que más nos interesan son docentes que tienen niños chiquitos que están transcurriendo en una etapa de construcción del lenguaje completo y muchos presentan difluencia por lo que está bueno que ellos conozcan un poco más que cosas hacer y que puedan así colaborar con las familias”.