Balotaje: ya votó más de la mitad del padrón electoral

 

La Cámara Nacional Electoral informó que pasadas las 15 horas, había sufragado cerca del 55% por ciento del padrón electoral que conforman algo más de 32 millones de argentinos y que las elecciones se desarrollaban con “absoluta normalidad”.

El primer balotaje de la historia política del país que decidirá el sucesor de Cristina Fernández de Kirchner se desarrolla con normalidad, y hasta este mediodía ya habían votado los dos candidatos presidenciales Daniel Scioli (Frente para la Victoria) y Mauricio Macri (Cambiemos).

Pasadas las 15, el 55 por ciento de los ciudadanos habilitados para votar ya habían sufragado según informaron fuentes de la Cámara que además indicaron que el próximo parte se daría cerca de las 16.30, una hora y media antes del final del horario de votación.

El primer candidato presidencial en votar fue Scioli, quien emitió su sufragio a las 9.30 en la mesa 805 de la escuela número 16 del Dique Luján, acompañado por su esposa Karina Rabolini y su hija Lorena.

“Mano a mano hemos quedado. Tengo mucha confianza de que la gente votará en defensa de su futuro, cuidando lo que tiene que cuidar. Hoy va a ganar el pueblo, gana la gente. Le tengo mucha fe y confianza desde la razón y el corazón”, dijo el saliente gobernador, quien expresó el deseo de que la jornada de hoy “sea un gran día para la democracia y todos los argentinos, una gran jornada democrática, respetuosa, de convivencia”.

Scioli pidió además a los ciudadanos que vayan a votar con “tranquilidad y confianza, más allá de lo que hayan querido meterles en su cabeza” y que “voten a favor, a conciencia como dijo el papa Francisco, pensando cómo les ha ido a lo largo de estos años, en su trabajo, con su salario, en su familia”.

El mandatario bonaerense saliente también pidió tener en cuenta a la hora de votar “los nuevos derechos y conquistas, las tasas más bajas de desocupación y desendeudamiento”, y le dijo a los indecisos que “elijan el mejor camino de la estabilidad social, económica y política”.

Macri votó cerca de las 11.15 en la mesa 6564 de la Escuela 16 Wenceslao Posse, ubicada en la calle Juncal 3131, en Barrio Norte de la ciudad de Buenos Aires, acompañado de su mujer Juliana Awada.

En declaraciones a la prensa, Macri destacó el inicio de una “nueva etapa” en la Argentina a partir de mañana, cuando haya un nuevo presidente electo, y afirmó que “pase lo que pase” en el balotaje, los argentinos “estamos todos juntos”.

“Hoy es un día histórico” en Argentina, que “va a cambiar” la vida de los ciudadanos, aseveró el jefe de Gobierno porteño, quien afirmó que mañana “pase lo que pase, estamos todos juntos” y destacó que la gente “está muy movilizada”.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner votó antes del mediodía en la mesa 567 de la escuela Nuestra Señora de Fátima de la ciudad de Río Gallegos, y afirmó que “nunca hemos tenido un período de gobierno de 12 años y medio con esta estabilidad económica, social y de constante progreso”.

La jefa de Estado pidió a los votantes “pensar por un instante dónde y cómo estaban en el año 2003″ y destacó como un “fenómeno inédito” el hecho de que hoy se vote “con el 5,9 por ciento de desocupación, la generación de millones de puestos de trabajo y una paz social muy grande”.

“Sería muy fuerte volver atrás con las conquistas y los logros que hemos alcanzado los argentinos: los 6 millones de puestos de trabajo, las 19 universidades nuevas, el programa Progresar, las millones de netbooks, los ciudadanos empoderados”, destacó la Presidenta en declaraciones a la prensa que la esperaba tras emitir su sufragio.

Cristina expresó su preocupación por las pintadas que aparecieron el último viernes en la Mansión Seré de la localidad de Morón, así como por la decisión de un juez condenado por delitos de lesa humanidad, quien se ofreció como fiscal del frente Cambiemos y por las declaraciones del escritor Marcos Aguinis contra la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto.

“Hay una minoría que sueña con la impunidad, pero los derechos humanos son un tema aceptado por las grandes mayorías. Es una cuestión fundante de este proyecto político y de los argentinos que lo han colocado en un lugar privilegiado en el mundo”, dijo Cristina y remarcó la “fortaleza institucional y democrática” de Argentina para “poder juzgar sus propios crímenes”.

(Fuente: Télam.)